Señales de debilidad muscular

La debilidad muscular está a la orden del día. Hoy la sociedad está tan enfocada en juzgarnos por “nuestro estado físico”, que, para estar a la altura de sus requerimientos, hacemos lo posible para tener buenas condiciones físicas, y definir nuestros músculos.

Al inicio ideamos un plan para lograrlo, inscribirnos en el gimnasio, o si por el contrario hacer series de ejercicios al aire libre; pero todo con un propósito, bajar esos kilitos de más y lograr definición muscular en nuestro cuerpo. Comenzamos con todas las ganas del mundo, y a veces no resulta tan sencillo. Nos motivamos, viéndonos al espejo cada día para ir notando los resultados. Sentimos una energía y alegría cuando esa pierna, o ese brazo comienzan a tener dureza y un bultico de masa muscular.

Sin imaginarlo un día cualquiera, cuando decidimos a hacer una repetición más, sentimos que se nos acaba la fuerza, nuestro cuerpo tambalea, la mente nos da vuelta e inmediatamente tenemos que sentarnos para tomar un respiro y pensar sobre lo que nos pasó. El episodio mencionado puede ser un síntoma de debilidad muscular. La debilidad muscular es una sensación de niveles de fuerza bajos, que se prolonga por un período de tiempo. Esta disminución de la capacidad de los músculos para mover una carga conlleva al cansancio. Esa carga puede ser una pesa, un morral, o tu cuerpo.

señales de debilidad muscular

Algunos de las señales de la debilidad muscular más comunes son:

  • Disminución del volumen de los músculos: al verte en el espejo, tus piernas y brazos lucen más delgados de lo normal. El empeño por lograr “el cuerpo perfecto”, te ha impedido ver, que no sólo haz bajado de peso, sino que tus músculos se han ido desvaneciendo de manera progresiva. Disminuyendo así la fuerza de tu cuerpo.
  • Cambios en la postura: comienzas a sentirte como el del famoso cuento de Disney “jorobado de notre dame”, debido a que te cuesta estar derecho. Te molesta tener una buena postura ya sea caminando o estando sentado. Es un indicio de que tu cuerpo está comenzando a debilitarse.
  • Movimientos dolorosos: cada movimiento que realizas, de cuello, pierna, brazo, torso viene acompañado de un famoso “aaaay”, y te sientes en el cuerpo de tu abuelita. Tus movimientos se reducen cada vez más. Puedes estar sintiendo debilidad muscular y no lo sabes.

Si haz comenzado a sentir algunos de los síntomas antes mencionados es necesario que prestes atención, tu cuerpo te está comunicando lo que le sucede. Es importante que acudas al médico y le comentes lo que te pasa para que te indique el tratamiento adecuado.

debilidad muscular

Toma un descanso de tu rutina diaria

También debes hacerle un stop a los ejercicios y esfuerzos físicos, para que tu cuerpo descanse y logre recuperarse.

Algo que debemos tener en cuenta en el deseo de lograr ese “cuerpo ideal”, es nuestra alimentación. Comer adecuadamente, influye de manera directa en la aparición de músculos y la mejora de nuestra salud.

Estar sanos y saludables, es lo principal; de nada te vale verte bien por fuera, mientras que por dentro tienes un desequilibrio alimenticio.

Nadie escapa de debilidad muscular, tanto jóvenes como adultos pueden llegar a presentar estos síntomas por igual. Inclusive aquellos que llevan una vida sedentaria, en donde el ejercicio no tiene un espacio en su vida. Son los más propensos a sentirse débiles, ya que no le dan movimiento a su cuerpo, generando así otros problemas de salud, como la obesidad.

Cada uno de nosotros es responsable de como lucimos, las decisiones que tomemos a diario influirá en nuestra salud y calidad de vida. Queda de tu parte ser un tren en movimiento que cuida el carril por donde va, llegando a su destino con fuerza muscular y buena salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...