Remedios caseros para el hipo

Definición de hipo

El hipo es una condición que puede ser terriblemente molesta, más si tenemos en consideración de que es un reflejo involuntario y puede emerger en cualquier momento sin nuestro consentimiento. El hipo por lo general no requiere ningún tratamiento y suele desaparecer después de unos minutos. Este problema ocurre cuando el diafragma se contrae debido a la irritación de los nervios.

Por lo general el hipo puede desaparecer con un remedio casero tan simple como el beber unos vasos de agua, eso, entre múltiples opciones.

Aunque antes de analizar los mejores remedios caseros para el hipo, se debe considerar que esta condición se puede desarrollar también por alguna enfermedad renal o neumonía y también puede presentarse producto de alguna cirugía.

Cualquiera que sea la razón por la que el hipo se presente, si este durara más de unas horas, deberíamos preocuparnos.

Remedios caseros para el hipo

Remedios caseros para el hipo

Remedios caseros para el hipo

Azúcar y vino tinto para subsanar el hipo

Esta claro que este remedio casero para el hipo no es recomendado para los niños. El mezclar una cucharada de azúcar con unas gotas de vino tinto, es uno de los mejores remedios caseros para curar el hipo, aunque su sabor puede no ser muy agradable.

De igual manera hay otra manera para tratar el hipo con azúcar. Sólo se toma una cucharada de azúcar y se le deja en la zona posterior de nuestra boca.

Quitar el hipo con  limón

Debido a que el hipo es un espasmo involuntario, cualquier espasmo se puede contrarrestar por medio de un sabor ácido, debido a eso, el limón es una manera segura para detener el hipo. Para curar el hipo, se puede chupar directamente el limón o mantener un poco de zumo de limón en la boca.

Aguantar la respiración para eliminar el hipo

Este remedio casero para el hipo es bastante simple, tan solo se debe respira hondo para que el abdomen se expanda como un globo. Se debe mantener durante tanto tiempo como se pueda y luego se libera el aire. Esto se debe realizar durante un par de veces para detener el hipo.

Este ejercicio puede hacerse mientras se saborea agua. Para este método, se debe mantener la respiración y luego beber el agua. Para esto, primero se inhala para que el abdomen se llene con aire y sin exhalar, se bebe el agua. Este método se de realizar de 2 a 3 veces para lograr detener el hipo.

Miel para reducir el hipo

Tal como sucede con el azúcar, la miel también es muy dulce y buena para el tratamiento del hipo. La miel al interior de nuestra garganta calma los espasmos, por lo que solo se debe comer miel.

Mejorar el hipo con un yogur con sal

Aunque en la previa parece una combinación bastante extraña, el mezclar yogur con sal lograra controlar los nervios que están provocando el molesto hipo. Al agregar sal a un Yogur, lo que se busca es que su sabor sea amargo, por lo que al beber esta extraña mezcla, hará que nuestra cara se contraiga por la acidez de la mezcla. Los nervios se contraerán y eso es lo único que se necesita para detener de golpe el hipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...