Remedios caseros para la amigdalitis

Definición de amigdalitis

La amigdalitis es una inflamación en las amígdalas, la cual es producida por diferentes gérmenes y virus que se encuentran presentes en el aire y que causan está molesta inflamación. Los síntomas de la amigdalitis generalmente causan dolor de cabeza, dolor al deglutir, dolor general en el cuerpo, pérdida del apetito y fiebre; síntomas que pueden ser tratados de mejor forma con remedios caseros para la amigdalitis, los que actúan de forma rápida y eficaz.

Los síntomas de la amigdalitis, pueden empeorar si no son tratados a tiempo o cuando las amígdalas se encuentran expuestas a infecciones que las inflaman mucho más, aumentando su tamaño y en el peor de los casos presentando puntos de pus.

Remedios caseros para la amigdalitis

Remedios caseros para la amigdalitis

Remedios caseros para la amigdalitis

Curar amigadalitis con miel y limón

Se puede tener un alivio en las amígdalas inflamadas, gracias a las propiedades de la miel, ya que es en un tratamiento casero eficaz para la amigdalitis, porque actúa como un antibiótico natural al ser mezclado con las propiedades del limón. Para esto se toma un limón y se exprime su jugo, se agrega un poco de miel y se realizan gárgaras con esta mezcla durante tres veces en el día.

Gel de aloe vera para combatir amigdalitis

Con el gel del aloe vera y el extracto de una naranja, se puede preparar un jugo natural para ser bebido cada mañana en ayunas, aliviando el dolor producido por las amígdalas inflamadas.

Infusión de tomillo para prevenir la amigdalitis

El tomillo tiene propiedades desinfectantes y antisépticas, siendo un calmante natural de la amigdalitis, que se puede preparar en casa de forma muy sencilla.

Para este remedio casero para la amigdalitis se necesitan algunas hojas de tomillo, y se colocan a hervir junto a medio litro de agua, por cerca de 5 minutos. Se retira del fuego y se bebe esta infusión por tres veces al día, hasta que ver mejoras en los síntomas.

Mejorar la amigdalitis con limonada con sal

La amigdalitis es producida por una infección causada por bacterias o virus, y para reducir de forma natural esta infección, se puede usar una limonada con sal. Este remedio popular puede ser desagradable de beber, pero que entrega muy buenos resultados, para esto, se agrega a un vaso con agua tibia, el zumo de algunos limones, y una cucharada de sal; se revuelve bien y se hacen cuatros veces al día, gárgaras con esta limonada salada.

Romero para mejorar los problemas de amigdalitis

Al mezclar un puñado de romero con una taza de vino blanco, se puede combatir la amigdalitis. Para esto se hierven estos ingredientes, y se le agrega una cucharada de miel, con esta mezcla se pueden hacer gárgaras o también se puede beber, unas dos o tres veces en el día.

Bicarbonato para la amigdalitis

Gracias al sodio del bicarbonato, alivia las molestias y el dolor causado por las amígdalas inflamadas, ayudando a combatir además la infección. Para este remedio casero para la amigdalitis, se necesita un vaso de agua, una cucharada de bicarbonato de sodio y se mezcla bien para hacer gárgaras con esta infusión por 4 veces al día, repitiendo esto el resto de los días, hasta que las molestias hayan disminuido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...